tt.jpgHoy, andando por Guaymallén hacia el Barrio El Carmen nos detuvimos al ver una pequeña bola acurrucada en posición fetal, contra una pared, debajo de un escalón. Pensamos que era un perro de tamaño chico que posiblemente había sido atropellado. Al acercarnos creímos que estaba muerto. Le tocamos la cabeza y se despertó de un profundo sueño mirándonos con ojos desencajados sin saber qué estaba ocurriendo . No podía pararse por lo que imaginamos que estaba descaderado. Pero después de algunos intentos logramos que se incorporara y descubrimos a un perro de tamaño grande, cachorrón, con avanzada desnutrición, úlceras en los ojos, problemas de propiocepción, entregado a su destino. Inmediatamente lo subimos a la camioneta para trasladarlo al veterinario. Al poco de andar comenzó a llorar y nos partió el alma, porque no era llanto de dolor o miedo, era llanto de agradecimiento. Nunca mostró agresión ni con nosotros ni con el veterinario. Tirasso, como lo bautizamos, quedó internado para su evaluación en Vet. San José. Mañana, si todo va bien, será trasladado a casa de Agustina, su primera mamá sustituta, por una semana. Su primera madrina es Leticia que cubrirá los gastos veterinarios de hoy y mañana. Tirasso necesitará alimento de buena calidad y medicamentos por un tiempo, hasta reponerse.Quienes deseen ser padrinos de este ser adorable por favor comunicarse al 2616521888. Por su estado general suponemos que deambuló mucho tiempo por la zona sin que nadie lo ayudara y hoy parecía una bolsa de basura esperando ser llevado por los recolectores. Es muy desmoralizador pensar que tanta gente lo vió en ese estado y nadie le tendió una mano. Pero ahora podemos marcar la diferencia y hacer que nuestro morocho se reconcilie con la especie que tanto daño le causó. La SMPA agradece de antemano en nombre de Tirasso y pide difusión y buenas energías para él.



Dejanos tu comentario...

  • 2652477 visitas totales.