resized_p6130218.jpgEs muy triste despedir a una de nuestras criaturas, y aún más tratándose de una cachorrona. Sami tenía apenas 8 meses y debió partir al cielo de los más bellos.
Una cruel enfermedad la arrancó de los brazos de su familia que la adoraba y luchó para sacarla adelante. No pudo ser, pero se fue querida y cuidada por la Familia Pereyra que le dió 2 meses diferentes después del abandono al cual había sido sometida. Hermosa bebé nadie pensó que te irías tan pronto dejando este gran vacío. Ya estás libre de sufrimiento, convertida en ángel y jugando con tus hermanos de cuatro patas. Cuidá a Juan, Lila y Paula, tu familia humana, que están muy tristes por tu partida. Siempre te recordaremos por tu inmensa dulzura. Que seas muy feliz Sami querida!



Dejanos tu comentario...

  • 2651699 visitas totales.