img-20140810-wa0022.jpgEl 1 de Agosto de 2013, Lila ingresó a la SMPA en grave estado de salud.
Estaba deshidratada, con un tumor en una mama y lo peor era la fractura bilateral de mandíbula por la que debió ser operada. Pasó un postoperatorio largo y complicado, especialmente por las dificultades para comer. Pero ella le puso ganas y lo superó.
De los golpes recibidos quedó con complicaciones neurológicas que fuimos sobrellevando con medicación. Lila era una abuela de más de diez años, que logró
vivir el último de ellos, cuidada y muy querida. Su mamá sustituta Mónica la tuvo como una princesa y su madrina Teresita la asistió en todo. Eso nos llena de satisfacción.
Al cumplirse un año de su rescate, la bella Lila decidió partir. A pesar que últimamente vivía en su mundo, se fue feliz y su transición fue tranquila y en paz.
Ahora está rodeada de alas y ángeles, libre de peligros y con el recuerdo por siempre de quienes la quisieron y cuidaron.
Lila querida que seas muy feliz y disfrutes de la compañía de tantos hermanos que se
fueron antes y retozan en el cielo de los más bellos.
Siempre te recordaremos!



Dejanos tu comentario...

  • 2651681 visitas totales.