lord.jpgEl domingo 1 de Junio se transformó para los miembros de la SMPA en un día oscuro y triste. Nuestro queridísimo Lord nos dejó físicamente. Nunca pensamos que partiría tan pronto y eso nos produjo una profunda conmoción. Nuestro gordo hermoso tuvo una vida cargada de terribles maltratos. Sufrió de hambruna y duros golpes. Al momento de rescatarlo estaba muy debilitado, con un estado grave de desnutrición, con sarna avanzadísima y un fuerte golpe en el craneo.
Lo bautizamos Lord sabiendo que se convertiría en un perro señorial, y así fue. No sólo en apariencia sino también en personalidad. Era noble, cariñoso, guardián y juguetón, a pesar de sus aproximadamente 11 años. Lord vivió en nuestro predio desde mayo de 2012. Nos regaló dos hermosos años de su vida y cuidó del predio como ninguno. Nos recibía con su simpática y tierna sonrisa sin dientes. Jugaba y se revolcaba en el pasto como un cachorro. Será muy dificil entrar al predio y no tenerlo cerca. Se crean vínculos afectivos muy fuertes con estos seres que han padecido el desprecio y han sido víctimas de la crueldad del ser humano que hacen que nos involucremos tanto en la relación con ellos, que en estos momentos nos cueste remontar la pérdida. Sabemos que nuestro Lord se supo muy querido y estamos felices por ello. Lamentablemente no pudimos tenerlo y disfrutarlo más tiempo. Él fue feliz los dos últimos años de su vida y seguramente ahora lo será más. Está junto a muchos hermanos que se fueron antes y con sus alas se sumó a nuestros ángeles de la guarda. Este gordo bello fue un gran exponente de esta raza maravillosa que es el Rottweiler, por su fortaleza y su nobleza. Queridísimo Lord, que hiciste honor a tu nombre, siempre serás nuestro dulce rott y vivirás eternamente en nuestros corazones.
Buen viaje corazón!



Dejanos tu comentario...

  • 2651705 visitas totales.