giu.JPGLa trágica avalancha producida en la montaña El Avila, en Venezuela, a 8000 metros de altura, arrasó con comunidades enteras y provocó la muerte de ciento cincuenta mil personas.

DurAnte los días posteriores a aquel 16 de diciembre de 2000, algunos afortunados sobrevivientes que lograron sortear la furia del derrumbe fueron hallados amontonados en los techos de las casas y en las colinas. 

Debido a la ausencia de rutas, automóviles y micros, fueron utilizados helicópteros para recoger a las personas de las playas fangosas. Desde el aire, se veía a un heroico Rottweiler dirigiendo a las personas y empujando a los niños para evitar que se ahogaran.

Orion, un joven Rottweiler, creció junto al señor Pérez Mercado -un piloto profesional- y de su esposa en la región venezolana de Cerro Grande. El Rottweiler habría aprendido a nadar en los ríos de Avila y conocía muy bien el área. 

La noche anterior a la tragedia, la pareja notó que el perro estaba muy nervioso e inquieto, y se dieron cuenta que trataba de mantenerlos en el piso superior de su casa.  Al día siguiente, el matrimonio fue rescatado por un helicóptero que dejó abandonado a Orion, a la perra Alfa -también de la pareja- y a los ocho cacho-rros de ambos.

Dos días después del rescate, Mercado escuchó que un perro había rescatado a dos niños del río, y un vecino confirmó haber visto a Orion. A bordo de un helicóptero, la pareja volvió a las ruinas de su casa y encontró a Orion y a Alfa ilesos.

Los sobrevivientes se enteraron del heroísmo de Orion: su primer rescate fue el de una niña de 8 años que estaba aferrada a un leño en el río. El perro llegó hasta la niña y gentilmente tomó el brazo de ella con su boca. La gente que estaba en la zona comenzó a gritar pensando que el perro iba a morder a la criatura. Sin miedo y con confianza, ella se aferró a Orion, quien la condujo hasta la costa. Otro rescate fue el de una niña de 14 años que estaba en el agua.

Los sobrevivientes que observaron desde la costa, supieron que debían perder el miedo, ya que ese perro podría ayudarlos a cruzar el río para llegar a una costa de mayor altitud.  Abrazados al cuello de Orion, uno a uno cruzó el río.  El Rottweiler repitió el recorrido treinta y cinco veces, hasta que todos los hombres, mujeres y niños estuvieron del lado más seguro de la costa.

Así termina la historia del Rottweiler heroico, Orion, cuya leyenda seguirá viva para todos y para quienes viven con Rott, pueden mirarlos a los ojos y corroborar que son ángeles guardianes y Orion lo fue, sin duda alguna, durante aquellos trágicos días en Venezuela.



Hay 3 Comentarios sobre “La historia de un rottweiler heroico”

  1. Teresita dice:

    Yo tengo una rott y es realmente hermosa. Fiel, protectora, dulce y extremadamente cariñosa. Siempre busca la cercanía de su familia. No duden en tener un rott, es una raza admirable.
    Estas palabras son para devolver al rott lo que la mala publicidad le quitó : su nobleza.

  2. fla dice:

    m emiona hasta las lagrimas
    hermoso ser

  3. JudKech dice:

    Extremadamente cariñosos y nobles! Yo tengo dos y son un amor.



Dejanos tu comentario...

  • 2652478 visitas totales.