img-20171110-wa0056.jpgDespués de mucho luchar, nuestra abuela Rudy partió, en paz y contenida como cualquier ser sintiente se merece. Vivió muy bien casi 15 años, y hoy al dejarnos se llevó consigo el amor de quienes la cuidaron, incluído el de su hermana inseparable Carmen, el de Arturo el gatito de la SMPA y el de dos cachorritos que fueron sus enfermeritos esta última semana. Ella nos demostró lo que significa luchar por la vida y también nos indicó el momento en que debía convertirse en ángel. Ya cruzó el Puente del Arcoíris, y lejos de todo dolor se sumó al maravilloso grupo de protectores de la SMPA. Preciosa Rudy sé inmensamente feliz en la seguridad que permanecerás siempre viva en nuestros corazones.



Dejanos tu comentario...

  • 2666627 visitas totales.