gatita.jpggatita1.jpgKimi llegó a nuestra casa en brazos de mi hijo Nicolás. Tenía alrededor de 60 días de vida. Estaba tan asustada que se escondió debajo de un mueble, permaneciendo allí por casi tres meses. Poco a poco se fue adaptando, convirtiéndose en la mimosa de la casa. Era tal el terror que le tenía al ser humano que nunca salió de la casa y sólo se daba con nuestra familia. Tuvo cría una sola vez y fue una madre ejemplar. Sus dos hijas ,María y Petra que fueron longevas como ella, murieron el año pasado rodeadas del cariño de sus familias.

Kimi, ahora con 22 años está con artrosis y cieguita, pero con el cariño y los cuidados de su familia y los de su Dr. Silvio, sigue peleándole a la vida con la misma mansedumbre de siempre.

                  Lucy Franco de Roselló



Dejanos tu comentario...

  • 2651658 visitas totales.